viernes, 19 de diciembre de 2014

y qué paso?

Ay mi querido blog... qué abandonado te he tenido... han pasado más de tres meses! Pero veréis que no ha sido porque he querido, las circunstancias han hecho imposible que escribiera.
Como muchas personas saben, los embarazos pueden ir muy bien y en un pis pas torcerse. Yo esperaba seguir quejándome de lo gorda que estaba, de lo poco que dormía, de la acidez, etc. Sin embargo este embarazo me tenía preparada una experiencia muy difícil para mi y los míos.
En la semana 30 de embarazo fui diagnosticada con pre eclampsia... si nunca habéis oído hablar de esta enfermedad especifica del embarazo... buscadlo, es una putada (con perdón) que sólo se soluciona dando a luz. En mi caso, era muy pronto para dar a luz, así que aguantamos como pudimos. Primero con reposo absoluto y luego ingresada en el hospital. Para pasar el tiempo en los pocos días que estuve desenchufada tejí este Puerperium Cardigan con dos hebras Admiral


Después de un par de episodios duros que hicieron temer seriamente por mi vida y la de mi hija, los médicos decidieron provocarme el parto. (Aquí debo decir que fuí una campeona y a diferencia de mi primer hijo, parí como la mejor y me siento realizada). Mi nena nació en la semana 34 con un peso justito y estuvo ingresada 16 días en la unidad de neo-natos. Tan increíble labor hacen todas las tiítas de la unidad de neo-natos del Hospital Materno Infantil de Zaragoza!!! Cuando estaba por ahí (horas y horas interminables de agobio, stres y preocupación) oí cómo una enfermera estaba hablando con otra de cómo querían decorar la unidad estas navidades. Se les había ocurrido hacer jerséis pequeñitos de adornos... y ponían un anuncio entre sus compañeras buscando voluntarias para hacer punto... ohhh... pero qué me dices! cual nena pequeña les dije, yo, yo, yo, yo!!! Me miraron con incredulidad y la verdad es que no pude hacer mucho, pero mi pequeña aportación fue esta:


Si me hubierais visto sacando las agujas de doble punta para poder tejer este jersey tan chiquitín! Menos mal que es como cuando aprendes a ir en bicicleta, aunque al principio cuesta un poco volver a hacerlo en un plis coges el tranquillo.
Desafortunadamente después de tener a mi chiquitilla un par de semana en casa tuve que llevarla de urgencias al hospital y estuvo ingresada en la UCI 10 días... los peores de mi vida.
Como siempre, las agujas me ayudan a mantener la serenidad que tanta falta hace en esas ocasiones en que ves cómo puedes perder lo más preciado de tu vida. En esta ocasión le hice otra chaquetilla:


Y así aprovecho y os presento a mi nena, causante de mi abandono del blog... nos ha costado pero aquí estamos las dos, dando guerra :)
Espero poder volver y empezar a leer otra vez todos los blogs que me gustan.
Happy knitting!

5 comentarios:

Eneida dijo...

Me alegro de que ya estéis mejor. Qué duro ha tenido que ser. Ahora a disfrutar de tu pequeñina en casa. Por cierto, yo también soy tejedora de Zaragoza :)

Laurix dijo...

Me imaginaba que algo te pasaba... Tanto tiempo sin saber de ti... Siento mucho que haya sido tan duro, pero me alegro infinitamente de que estéis ya bien las dos. Beditos

tejo dijo...

Me alegro enormemente que todo vaya bien ahora. Los chiquitines remontan de situaciones durísimas y viéndolos bien se pasa todo y lo bueno es que también se olvida. Muchos besicos.

albis dijo...

Todo va bien si acaba bien!

Besazos a toda la family!

Mavivi Tejiendo dijo...

Me alegro todo haya pasado !!!
:-)